AMÉRICA LATINA

Claves para un futuro de cooperación con India

En una edición especial de la revista del INTAL, más de 30 expertos de ambas regiones analizan desde diversas perspectivas las posibilidades de integración, en gran medida inexploradas, en el ámbito del comercio, la producción agropecuaria e industrial y la tecnología.

Claves para un futuro de cooperación con India

 

América Latina y la India nunca estuvieron tan cerca. El 40% de los latinoamericanos tienen una opinión buena o muy buena de la India en promedio. Y en los países con un vínculo comercial más estrecho, como Chile o México, esta valoración llega hasta el 75%.1

En un mundo con amenazas proteccionistas latentes, la India y América Latina comparten una clara vocación integracionista, un mercado interno atractivo y una clase media pujante. Nos enfrentamos entonces con el desafío de consolidar una integración Sur-Sur y de apuntalar una relación de complementariedad que se fue dando de forma espontánea, en ocasiones a partir de casos aislados e iniciativas emprendedoras.

El mutuo beneficio de la cooperación es cada vez más evidente. América Latina necesita apostar a la diversificación de sus exportaciones. Continuar el camino iniciado con China, que pasó a ser destino del 16% de las ventas externas y contribuyó a mitigar el impacto de la última crisis financiera con epicentro en Estados Unidos y Europa. A la diversificación de destinos se suma la diversificación de productos y servicios, donde la India ofrece una doble oportunidad debido a sus asombrosas perspectivas.

Los 1.300 millones de habitantes del país ofrecen un tamaño de mercado único, con 350 millones de usuarios de internet que compran bienes y servicios a través de operaciones de comercio electrónico. Se prevé que la economía india tenga un crecimiento de 7,8% en promedio durante el próximo lustro y que pronto concentre el 25% de los graduados universitarios a nivel global.

En los últimos años, se fortaleció la presencia de una diplomacia comercial en ambas regiones, que aún resulta insuficiente si se compara la relación India-África y el vínculo de los países latinoamericanos con China o Europa. Aparecieron sinergias impensadas en la industria automotriz, el sector agrícola y la economía digital, y hoy existen más de 150 compañías indias posicionadas en América Latina.

El comercio entre ambas regiones alcanzó así US$ 30.000 millones en 2016, una cifra nada insignificante, pero casi siete veces menor que los US$ 200.000 millones de intercambio con China. Los volúmenes actuales con India son comparables al comercio que la región tenía con la economía china hace poco más de diez años. Esta es solo una muestra del potencial que representa India en el mediano plazo si el intercambio sigue una trayectoria similar.

La India también enfrenta el desafío de diversificar su presencia en América Latina, donde el 45% de sus firmas pertenecen a solo dos rubros, servicios de telecomunicaciones y productos farmacéuticos. La concentración de las exportaciones latinoamericanas es incluso mayor: el 85% de las ventas de la región se concentra en apenas cuatro productos, y en algunos países, como la Argentina, tan solo un producto (aceite de soja) representa el 90% de las exportaciones.

El 70% de los consumidores indios provienen de sectores de recursos medios y bajos. Al mismo tiempo, el 88% de la ciudadanía tiene un déficit proteico que se traducirá necesariamente en una mayor demanda de alimentos a medida que crezca el ingreso per cápita y el poder adquisitivo. Esta nueva demanda representa una oportunidad única para los países de América Latina especializados en producción alimentaria. En este sendero, es importante evitar la primarización del intercambio para evitar repetir errores del pasado, agregando valor a la producción primaria, y teniendo en cuenta la complementariedad de los ciclos de cultivo entre ambas regiones.

La coyuntura invita a cultivar el optimismo. India comenzó su proceso de apertura comercial en la década de 1990 partiendo de niveles arancelarios promedio superiores al 80%, y aunque aún se encuentra por encima de la media de Asia, realizó reducciones significativas. Quizás el capítulo donde existe más terreno para avanzar sea en productos agrícolas, donde los aranceles son en muchos productos hasta cinco veces más altos que en China.

En la actualidad, existen apenas dos acuerdos comerciales con la región, el Acuerdo de Alcance Parcial (AAP) sellado con Chile en 2006 y el Acuerdo Preferencial de Comercio (APC) firmado con el MERCOSUR en 2004. A partir de estos acuerdos, cerca de 3.000 productos chilenos y 450 productos del MERCOSUR lograron preferencias arancelarias en el mercado indio. Un convenio con Perú se encuentra en plena negociación. La firma de otros acuerdos regionales que tengan en cuenta estos puntos de partida y que avancen en fortalecer el intercambio y la transferencia de tecnología representarían un avance significativo. Las experiencias de negociación con India, analizadas en este informe por sus protagonistas, tanto de forma bilateral como a nivel regional o a partir de los BRICS, reflejan el espacio por ganar en la cooperación Sur-Sur.

Resultados extraordinarios de negocios se dieron mediante asociaciones de empresas con actores locales que permiten comprender la idiosincrasia o las particularidades de las reglas de mercado, como muestran las estrategias de Globant, OLX y el Grupo Aje, o como TCS, Bajaj, Dreyfus o Aditya Birla, casos de estudio de este informe.

India es vista hoy por los latinoamericanos como una mezcla única de cultura milenaria y economía de vanguardia, donde la industria del software tuvo un crecimiento promedio de 30% anual desde 1991 y donde la apuesta a las industrias creativas han hecho de Bollywood la meca cinematográfica del continente. Allí también hay participación latina con la mexicana Cinépolis, que opera 350 pantallas en más de 30 ciudades.

El mismo tipo de colaboración es necesaria a nivel multilateral, de modo de integrar el conocimiento de la región con la búsqueda y evaluación de proyectos de inversión que realiza, por ejemplo, el Eximbank, en línea con la propuesta de su director general, David Rasquinha. Una vía paralela y a la vez complementaria apunta a negociar nuevos acuerdos de comercio e inversiones que reduzcan las barreras arancelarias y no arancelarias para el intercambio, como sugiere Chandrajit Banerjee, director general de la Confederación de la Industria India.

La industria 4.0 es un aliado en la tarea de profundizar la integración. Las tecnologías disruptivas reducen las distancias geográficas y las brechas de conocimiento y de stock de capital que caracterizaron a las economías emergentes desde la Primera Revolución Industrial. Debido a esta razón, analizamos también posibles caminos para poner en marcha innovaciones conjuntas en la industria automotriz y en el sector energético.

En definitiva, con la contribución de más de 30 expertos de ambas regiones, este informe realiza propuestas concretas para que América Latina e India transiten juntas hacia un destino de prosperidad y progreso.

[Presentación de Antoni Estevadeordal y Gustavo Beliz.]

 

Título: LATINDIA. El futuro de la cooperación de India y América Latina.
Dirección: Antoni Estevadeordal y Gustavo Beliz.
Editor: Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) / Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Serie: Revista Integración & Comercio 21.
Mes / año: Diciembre 2017.
Páginas: 344.

 

Acceder al documento completo.


Noticias
CEDOL

El combustible dispara los costos de la logística

El combustible dispara los costos de la logística
Material rodante, reparaciones y patentes tuvieron fuertes aumentos en enero.

En los últimos cuatro meses, este rubro muestra una suba acumulada de 20%. Durante enero, la modalidad con transporte registra un incremento de 2,25%.

+ Ver más

EQUIPAMIENTO INDUSTRIAL

DIECI presenta cuatro nuevas autohormigoneras

DIECI presenta cuatro nuevas autohormigoneras
Los modelos ofrecen rendimientos de hasta 5 metros cúbicos por ciclo.

Las unidades de origen italiano, comercializadas en el país por el Grupo Palmero, trabajan en condiciones extremas de terreno, con desnivel, barro y agua.

+ Ver más

ver todas


Usuarios
Usuario
Clave

Agenda

Especialización en Economía y Negocios con Asia Pacífico e India

Organizado por la Universidad Nacional de Tres de Febrero, este posgrado tiene una carga de 360 horas. Se dicta viernes y sábado cada 15 días.

+ Ver más

La agenda de febrero

<SPAN STYLE='COLOR:#F00'>La agenda de febrero</SPAN>

Actividades, cursos, lanzamientos y encuentros para tener en cuenta.

+ Ver más

Coaching, liderazgo y rol de la supervisión

La Asociación Argentina de Logística Empresaria ofrece este taller de capacitación, que se dicta a lo largo de dos días y con una carga de ocho horas.

+ Ver más

ver todas

Claves para un futuro de cooperación con India


TERMINAL C
   www.terminal-c.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne