EXPORTACIONES PYME

Una década con luces y sombras

Según el habitual informe del Observatorio de la CERA, el sector no gana terreno en las ventas externas. Aunque no faltan desarrollos interesantes, la oferta está muy concentrada y hay una fuerte dependencia del Mercosur y el resto de ALADI.

Una década con luces y sombras

 

Dos de cada tres pymes exportadoras están radicadas en la región pampeana, elaboran alimentos, bebidas o productos metalmecánicos y tienen a sus clientes en países de América latina. Aunque no siempre coincidentes, esos datos definen, en trazos muy gruesos, el perfil de un segmento que el año pasado estuvo representado por algo más de 5.600 empresas y generó ingresos por 4.380 millones de dólares, una proporción cercana a 11% del monto aportado por el conjunto del sector manufacturero.

A lo largo de la última década, el universo pymex —integrado, según la definición de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), por firmas manufactureras con ventas externas por entre 50.000 y 7,5 millones de dólares anuales y una facturación total no superior a 15 millones de dólares en igual lapso— acompañó el crecimiento de las exportaciones argentinas, pero a un ritmo menor que el conjunto. En consecuencia, y pese a un incremento en el número de las que participan del proceso, su peso ha tendido más bien a disminuir que a aumentar.

En efecto, mientras en 2008 se registraba un pico de 6.053 pymex —junto a 2.787 microempresas y 799 grandes—, sus ventas sumaban sólo 10% del total correspondiente a las manufacturas, la proporción más baja desde que la CERA comenzó a monitorear el desempeño del sector, diez años antes. Los estudios de su Observatorio Pymex consideran que en ese fenómeno confluyen dos factores: una mayor concentración en los grandes exportadores y un desplazamiento del foco de las firmas más pequeñas hacia el mercado interno, donde se registraba un fuerte aumento del consumo.

Quizás por las mismas razones, se ha venido verificando en los últimos años una lenta pero ininterrumpida consolidación del liderazgo de las pymex medianas, es decir, de aquellas que exportan por más de un millón de dólares. El año pasado, por ejemplo, representaban 21% de las firmas y registraban ventas en el exterior por un valor promedio de 2,7 millones de dólares, contra 260.000 dólares de las pequeñas. Así, concentraban una media de 74% del monto facturado por este segmento, con una participación incluso más alta en regiones como el NOA y la Patagonia.

Con ligeras variantes, el destino de las exportaciones de este segmento ha venido manteniendo un mismo patrón, convalidado en 2008 y 2009. Cerca de un tercio se dirigió a los países del Mercosur —con fuerte preponderancia de Brasil— mientras los países de la ALADI no incluidos en ese bloque absorbieron 24,3%. Si se suman el 12% promedio del NAFTA y el 4% del resto de Latinoamérica, surge que 73% no fue más allá de las fronteras del continente en ese bienio. En tanto, la Unión Europea concentró una media de 14% de los despachos y la mítica región de Asia-Pacífico, sólo 4%.

En ambos ejercicios, el Mercosur y el resto de ALADI tuvieron un peso más importante para las pymex que para el conjunto del sector manufacturero, al contrario de lo que sucedió con la Unión Europea y, de manera notoria, con Asia-Pacífico y Medio Oriente. Esas diferencias se traducen en las distancias promedio que recorren los despachos de aquéllas y los de las firmas grandes, de 5.600 y 8.090 kilómetros, respectivamente, según las estadísticas del Observatorio.

Sin embargo, la relevancia de los diversos destinos difiere según los productos de que se trate. En alimentos y bebidas, por caso, que en 2009 concentraron casi 37% de las ventas del sector, la Unión Europea tuvo una significativa participación de 21,9%, casi idéntica a la que registró en el rubro cueros y calzado, el único donde Asia-Pacífico lidera las compras, con 30,6% del total. En tanto, la metalmecánica está decididamente orientada al mercado regional. Dos tercios de los bienes de capital y de los del sector automotriz tuvieron por destino a países del Mercosur y del resto de ALADI, proporción que llegó a 74% para el resto de los productos de esta rama industrial.

Cuando se analiza qué sucede en las regiones, las pymex no escapan al cuadro de concentración que exhibe el complejo manufacturero en su conjunto, aunque con matices propios, sobre todo en términos de montos exportados. Así, por ejemplo, la región pampeana y Cuyo son aún más importantes para las pequeñas y medianas que para las grandes empresas, a la inversa de lo que ocurre con la región Centro. En cualquier forma, la provincia de Buenos Aires aportó por si sola más de 54% de los ingresos generados por las pymex el año pasado. Y si se suma a Santa Fe, Mendoza y Córdoba, en ese orden, se tiene ya 80% del total.

No obstante, la participación de las pymex es considerable en regiones como Cuyo y NEA, donde explican más de 20% del valor facturado, y particularmente en algunas provincias. En Formosa, por ejemplo, concentran la totalidad de las exportaciones manufactureras, mientras en Catamarca, Tierra del Fuego, Río Negro y Entre Ríos exhiben cuotas superiores a 30%.

El rubro alimentos y bebidas, que en 2009 aportó 36,9% de las exportaciones pymex, por 1.615 millones de dólares, es por lejos el más importante en Cuyo, NEA y NOA, con cuotas que rondan o superan 70% del total, y en la Patagonia, con cerca de 50%. En cambio, considerada globalmente, es la rama metalmecánica la que ocupa el primer lugar en las regiones central y pampeana. En esta última, además, químicos y plásticos contribuyen con una cifra cercana a 26%.

Con cerca de 65% de las pymex y más de 55% de la facturación del sector, la región pampeana —donde la provincia de Buenos Aires tiene un protagonismo casi excluyente— lidera el ranking en cada una de las ramas productivas. Sólo se le animan Cuyo en alimentos y bebidas y el Centro en el sector automotriz. Esta última ocupa un discreto segundo lugar en cuero y calzado, metalmecánica en general y bienes de capital en particular, mientras otro tanto ocurre con la Patagonia en textiles y el NEA en madera y papel.

De acuerdo con un estudio del Observatorio Pymex, las exportaciones de este segmento se incrementaron 2.200 millones de dólares a lo largo de la década, en gran medida como resultado del fuerte dinamismo de la región Centro y de Cuyo. En la primera de ellas, hubo un fuerte crecimiento en productos como frutas y hortalizas, carnes bovinas y aviares, y arroz, así como maquinarias y equipos, medicamentos, envases plásticos, bombas y compresores, autopartes y máquinas-herramientas, entre otros. A su vez, vinos, preparaciones de frutas y hortalizas, jugos de frutas, aceite de oliva, dulces y mermeladas tuvieron el papel preponderante en Cuyo.

En la región pampeana, el sector pesquero tuvo un interesante desempeño —sus colocaciones pasaron de 79 a 171 millones de dólares—, al igual que los bienes de capital; en cambio, sólo tuvieron un magro crecimiento las carnes bovinas y los cueros y la marroquinería, aunque en este último capítulo el calzado de cuero experimentó una fuerte expansión, asentada en el resto de ALADI y particularmente en Chile.

Por su parte, exhiben pobres rendimientos la Patagonia, con excepción del cordero y los vinos neuquinos, y el NEA, donde la retracción del mercado estadounidense en 2009 impuso un drástico freno a desarrollos de la industria de la madera. Finalmente, el NOA registró una evolución similar al promedio nacional, con buenos desempeños de productos tradicionales como las legumbres y el azúcar, junto al avance de otros, como arándanos, jugos naturales y vinos.

En términos de destinos, la región pampeana y el Centro exhibieron durante 2009 un comportamiento semejante a la media nacional y, consecuentemente, Latinoamérica explicó dos terceras partes de los montos exportados. En Cuyo y NOA, en cambio, la proporción cae a poco más de 50% y crece, respectivamente, la incidencia del NAFTA y la Unión Europea, con tasas de 24,2% y 20,2%. Este último bloque concentra, a su vez, 42,3% de las ventas concretadas desde la Patagonia.

El Observatorio analiza el derrotero de los productos regionales más relevantes y muestra algunos desarrollos interesantes, tanto por el incremento de las ventas como por la apertura de nuevos mercados. Es el caso, por ejemplo, de las exportaciones de alimentos, y en particular de carnes, a países de África y Oriente Medio y a Rusia, donde ganan terreno frutas, legumbres y vinos.

La región Centro muestra una especialización en maquinarias y equipos, que se dirigen centralmente al Mercosur y el resto de los países de la ALADI, mientras en alimentos sobresalen las preparaciones de maní, las carnes de ave, los productos de cereal, las harinas de trigo y el arroz.

Con neto predominio de las pymex mendocinas en las ventas de vinos, Cuyo tiene también un importante desempeño en frutas, legumbres y hortalizas, así como en los derivados de la industria olivícola.

El NAFTA es un destino significativo para el NEA y en particular para Misiones, que le vende té, madera aserrada y productos de madera, al tiempo que ha encontrado en Siria el principal cliente para su yerba mate. Por su parte, Chaco coloca algodón desmotado en Asia-Pacífico y carnes en la Unión Europea y Medio Oriente, y en Corrientes predominan los despachos de arroz al Mercosur.

Los alimentos concentran también en el NOA buena parte de las exportaciones. Las legumbres tienen mercado en la región, particularmente en Brasil, pero también en Italia, España y Portugal, dentro la Unión Europea, y en Argelia y Turquía. En tanto, Chile, Rusia y Uruguay son los mayores compradores de azúcar, donde prevalece Tucumán, mientras los vinos salteños tienen a Estados Unidos como destino casi exclusivo.

El Mercosur y el resto de los países de la ALADI absorben buena parte de las ventas externas de las pymex de la región pampeana, sobre todo de las provenientes de la metalmecánica. En cambio, las carnes vacunas tienen compradores más diversificados y llegan incluso a Asia-Pacífico, donde Hong Kong es un importante comprador de cueros curtidos.

Finalmente, los pescados patagónicos llegan a unos 40 países, aunque dos tercios se dirigen a la Unión Europea y en particular a España. Y los vinos de Neuquén y Río Negro han comenzado a expandirse a múltiples destinos, desde el NAFTA hasta Oceanía pasando por Europa del Este.


31 pymes tabla a

31 pymes tabla b


Noticias
SOLUCIONES TECNOLÓGICAS

Bosch garantiza la seguridad en el túnel Eurasia

Bosch garantiza la seguridad en el túnel Eurasia
El túnel que atraviesa el Bósforo es transitado a diario por 120.000 vehículos.

La empresa provee diversas soluciones de video vigilancia, detección de incendios y control de accesos, gestionadas por un sistema integrado propio.

+ Ver más

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

Las exportaciones de la región crecieron 9,9%

Las exportaciones de la región crecieron 9,9%
En 2018, México y el Caribe compensaron la desaceleración de Sudamérica.

Sobre todo en Sudamérica, impactó la baja del precio de algunos productos básicos. Con una suba de 24,2%, China se afirma como el destino más importante.

+ Ver más

ver todas


Usuarios
Usuario
Clave

Agenda

Anufood 2019

La AAICI convoca a participar de esta feria dedicada a alimentos y bebidas, que se realizará del 12 al 14 de marzo en San Pablo, Brasil, y contará con un stand argentino.

+ Ver más

Gestión de comercio exterior

Se inicia el 14 de enero en AIERA una nueva edición de este curso, bajo modalidad virtual, que se extiende durante 13 semanas, con una carga estimada de 120 horas.

+ Ver más

Foodex Japón 2019

La AAICI convoca a participar de esta feria dedicada a alimentos y bebidas, que se realizará del 12 al 14 de marzo en San Pablo, Brasil, y contará con un stand argentino.

+ Ver más

ver todas

Una década con luces y sombras


TERMINAL C
   www.terminal-c.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne